Consejos de iluminación para Hoteles
Variedad de productos de Iluminación.

Entender la iluminación del hotel significa comprender las necesidades del huésped. No importa el motivo de la visita. Cuando una persona entra a un hotel, debe sentir que entra a un lugar diferente. A un lugar que marca un estilo de vida concreto.


Si esta persona es además, un huésped, con mucho más motivo, pues el hotel se convertirá durante unos días en su casa. Y necesitará sentirse lo más cómodo posible.

Pero, ¿cómo gestionar la iluminación del hotel para que haya un amor a primera vista?

  1. La Entrada

Recepción
La iluminación en recepción ha de ofrecer una bienvenida cálida al huésped. Una buena manera de empezar es resaltando el mostrador. Al instalar las luminarias justo en el mostrador de recepción, permite que la comunicación cara a cara despierte confianza y distensión.

Lobby.
El lobby o vestíbulo es un espacio que, normalmente, acoge mucha actividad. Además, se está convirtiendo en un lugar con cada vez más vida, apto para trabajar o realizar breves reuniones.
Durante el día, la iluminación del vestíbulo debe complementar a la luz natural, creando un ambiente cálido. Por la noche, deberá enfatizar las líneas de la arquitectura y del interiorismo.

  1. Las habitaciones

El objetivo es conseguir que el huésped se sienta como en su propia casa. Y solo un sistema de iluminación ajustable puede crear esa sensación de relax que busca el viajero.
Asimismo, hay que tener en cuenta que una habitación de hotel ofrece, normalmente, las comodidades de un apartamento en un lugar muy reducido.

Se necesitan crear zonas brillantes, sin sombras duras ni distorsiones de color. Los espejos reflejan la luz y hacen que el espacio parezca mucho más brillante, así que cuidado con enfocar los focos directamente.

La iluminación perfecta de la zona de lectura se consigue con colores cálidos que permitan iluminar diferentes zonas de la habitación sin molestar a la persona que está al lado.

  1. El baño

Hay varias cosas que tener en cuenta a la hora de diseñar la iluminación de un baño. Por la mañana, la luz debe ser más brillante, mientras que, por la noche, será más cálida. La iluminación también debe cubrir diferentes zonas del baño por separado: espejo, ducha, inodoro…
A su vez, la temperatura y la humedad del baño deben tenerse en cuenta también a la hora de elegir la iluminación, sobre todo para que los focos tengan un nivel adecuado de protección y no se deterioren por estos factores.

  1. Los pasillos

Los pasillos son, normalmente, los lugares donde más tiempo se pasa la luz encendida y, por ende, donde se da el gasto mayor. Por eso, hay que tener en cuenta la instalación de bombillas de bajo consumo, pero potente iluminación.

Tambien es importante tener en cuenta el color de techos y paredes a la hora de elegir la luz. Por ejemplo, para colores claros, la iluminación tendrá que ser indirecta, para dar una sensación más agradable del espacio.

Por último, si en nuestro hotel tenemos pasillos muy largos, podemos acortarlos ópticamente con zonas de luz intensa. Los techos iluminados dan a su vez una sensación más agradable.

La iluminación influye en la experiencia del visitante.

Escribir un comentario

X