Pickens Export

Iluminación

En la maleta de viaje no debe faltar un bombillo recargable

Si estás planificando una excursión, un viaje de vacaciones a la playa, a la sabana o a la montaña, es imprescindible que lleves contigo una fuente de iluminación recargable, sobre todo si tienes previsto visitar un lugar sin suministro eléctrico.

En tu equipaje no debe faltar uno de estos implementos, porque incluso si estás en un lugar con electricidad, debes estar preparado en caso de un apagón o una tormenta que deje todo el lugar a oscuras.

Entre las opciones de iluminación portátil, Danny Montero, gerente de ventas masivas de la empresa Pickens, recomienda el uso del bombillo LED recargable de dicha marca, el cual cuenta con una duración de hasta ocho horas continuas de iluminación, dependiendo del nivel de intensidad con el que se use, 1 año de garantía y un promedio de 30 mil horas de vida útil.

“Nuestro bombillo ofrece tres intensidades: una iluminación de alta potencia, una media y otra intermitente que funciona para emitir una señal de advertencia, o alertar sobre una situación de riesgo o peligro”, describe el ingeniero Alfredo Gómez, asesor de Pickens y el encargado de someter a pruebas extremas en los laboratorios de la Unexpo de Barquisimeto, los productos que diseña y fabrica la marca, para garantizar la calidad de los mismos.

Gómez explica que el bombillo recargable de Pickens es de 38 vatios, es de luz blanca (entre 9.000 y 12.000 K) y su ángulo de luminosidad es de 180°, lo cual indica que es adecuado para iluminar espacios amplios, mucho más de lo que haría una linterna común.

De igual manera, cuenta con un alto Índice de Reproducción Cromática (CRI, por sus siglas en inglés Color Rendering Index), que es la unidad que mide la capacidad de la fuente de luz para reproducir los colores de objetos de manera fiel en comparación a una fuente ideal de luz, o una fuente natural como la luz del sol.

El CRI se mide del 0 al 100, y en el caso del bombillo recargable de Pickens este índice es mayor a 80, lo cual refiere que existe bastante fidelidad en los colores que se observan cuando se usa su iluminación.

Fácil de recargar

Por su parte, Montero destaca entre otros atributos de este implemento, que “es una buena idea para quienes vacacionan porque se carga rápido y fácilmente a través de su puerto USB y se puede usar junto a un power ban o otra batería portátil. Asimismo, tiene un gancho que puede ser utilizado para colgarlo en una hamaca, carpa o donde se desee acampar”.

Agregó que este bombillo LED “tiene mucha potencia lumínica, genera poco calor, su luz blanca es sumamente intensa y, además, es resistente a los golpes y a las temperaturas extremas por la calidad de sus materiales”.

Montero añadió que la luminaria tiene una batería de litio de 4.000 mAh (miliAmpers/hora) y un indicador con luces que permite conocer fácilmente la cantidad de tiempo que le queda de carga.

Como auxilio vial

Montero señaló que el bombillo LED recargable de Pickens también es muy útil al viajar en carretera. “Se puede colgar en el interior, para ver el motor o debajo del carro, así como en modo parpadeante sobre el capó para alertar a otros conductores cuando hay una emergencia o un accidente”, acotó.

Pickens, con 18 años en el mercado venezolano, cuenta con un amplio portafolio de productos de alta calidad que cumplen las normas ISO 9001, durabilidad, amigables con el ambiente (sujetos a ISO 14001), con garantías confiables, como reflectores y tubos LED, protectores de voltaje, breaker, apagadores, tomacorrientes y bases para TV.